«Sin duda, el Retail es uno de los sectores que se enfrenta necesariamente a la transformación eficiente de sus procesos y lo hace de forma urgente, obligado por la propia transformación del cliente».

Un consumidor, hoy más exigente y digital, que hace que el retail deba apostar por tecnologías como RPA (Robotic Process Automation) y la Inteligencia Artificial para poder responder a sus demandas.

El modelo tradicional del sector Retail o comercio minorista hoy no es aplicable al mercado porque el propio consumidor ha protagonizado un giro de 360 grados, en el que la digitalización ha sido la gran protagonista.

El cliente actual exige una experiencia de compra sin precedentes, en donde el comercio online en tiempo real, la personalización o la agilidad en la entrega marcan la diferencia.

 

Para responder a estos nuevos hábitos de consumo, el sector del retail se ha apoyado en innovaciones tecnológicas como la Inteligencia Artificial y la RPA, tal y como muestran recientes informes como el de PWC, que sitúa como ambas tecnologías a la cabeza de la inversión TI empresarial en los próximos años.

Concretamente, según PwC “hasta el 45% de todas las actividades de trabajo pueden ser automatizada y esta automatización puede ofrecer ahorros de hasta 2 billones de dólares el los costes de la fuerza de trabajo a nivel mundial”.

La combinación de IA y RPA y herramientas de análisis de datos y de Machine Learning, resulta por tanto una suma de éxito que podría resultar clave para el sector minorista en el desafío al que se enfrenta actualmente.

Una combinación de tecnologías, que permite que la automatización inteligente de procesos, esconda múltiples casos de uso, ejemplos de cómo el sector puede abordar una transformación eficiente y responder así a las nuevas exigencias del mercado.

Principales casos de uso

 

1. Análisis de ventas

Saber con exactitud cuánto vendemos, a quién, en qué momentos del día o a qué precios es estratégico para cualquier compañía y, especialmente, en el sector del retail. Un análisis que, gracias a la tecnología RPA es posible automatizar y así obtener informes en tiempo real que nos permitan conocer las preferencias del cliente, por qué algunos abandonan un proceso de compra o cómo se comportan en la elección de un producto u otro además de predecir próximas compras, por ejemplo, y de este modo optimizar el stock.

Un análisis gracias a la automatización inteligente con el que predecir futuras compras, planificando así la tienda y gestionado el inventario de forma eficiente. Información de un valor incalculable para poder adaptar, en todo momento, las decisiones de las compañías.

 

2. Planificación de acciones comerciales

Las promociones comerciales o la recomendación de determinados productos del surtido son esenciales en los procesos operativos de cualquier empresa de distribución minorista. Pero para que estas sean efectivas es necesario, una vez más, contar con información de valor, analizar datos y predecir tendencias. Una labor que, si se realiza de forma manual, puede convertirse en un proceso largo y costoso.

La tecnología RPA, una vez más, puede automatizar este análisis de la información de la empresa y así convertir que esta labor se realice en mucho menos tiempo y de forma precisa.

 

3. Introducción de nuevos productos

La necesidad de incorporar constantemente nuevos productos para satisfacer las demandas del consumidor hace que las compañías de Retail tenga que agilizar cada vez más este proceso que requiere colaboración de múltiples empleados de diferentes departamentos, desde marketing, pasando por compras, calidad, logística y tiendas y por supuesto de diferentes sistemas informáticos, algunos no integrados.  La tecnología RPA puede agilizar todas las tareas de alta de productos en los diferentes sistemas e incluso realizar su incorporación por zonas geográficas o demográficas según unas reglas definidas.

 

4. Gestión de tareas en el ERP

Cualquier ERP o sistema de gestión empresarial ya sea estándar como SAP, Navisión, etc. o a medida incluye tareas como la facturación o generación de albaranes, cambios de precios, pedidos entregados, cuentas a pagar, cuentas por cobrar, etc.

Normalmente se trata de tareas manuales, tediosas, propensas a errores humanos que requiere la participación de personas con ciertos conocimientos que, con grandes volúmenes diarios, se vuelve totalmente ineficiente e improductiva.

La tecnología RPA es capaz de agilizar este proceso, de forma sencilla y sin errores, ahorrando tiempo y recursos y generando valor para la empresa.

 

5. Atención al cliente y procesos del centro de llamadas

Como señalábamos al inicio, el consumidor de hoy no solo busca realizar una compra de un producto sino que esa compra resulte en una experiencia de cliente satisfactoria, por lo que la atención al cliente se convierte en un pilar básico. Aquí, por ejemplo, cobran cada día más relevancia los bots automatizados, capaces de guiar al cliente en todo el proceso, atender sus dudas o quejas de forma rápida, mantenerle informado…

Una automatización valiosa para la compañía y, concretamente, para el equipo de ventas que, por ejemplo, con los comentarios de los clientes, recogidos de forma automática por el bot, pueden eliminar errores o identificar nuevas oportunidades de venta.

 

6. Logística y gestión de la cadena de suministro

Entre el producto en origen y el momento en el que llega a las manos de un cliente en la sala de ventas, son muchos actores los que intervienen. Productores, transportistas, almacenes… La logística y la gestión de la cadena de suministro son un eje básico de la actividad del retail.

Un proceso que es necesario controlar en todo momento, realizando un seguimiento continuo del estado de cada pedido, de su envío, devolución, etc. para así asegurar su entrega al cliente, en tiempo y con las condiciones óptimas.

Mediante la automatización de procesos que ofrece la tecnología RPA es posible optimar las tareas de aprovisionamiento y logística, ahorrando tiempo y dinero y, lo que es más importante, garantizando su correcto funcionamiento.

En definitiva, las soluciones RPA no solo pueden ofrecer al retail ahorros de costes o un incremento en su productividad. La automatización en el comercio minorista se presenta como una tendencia tecnológica clave, un aliado que, de la mano de la Inteligencia Artificial, puede ayudar a las empresas de retail a dar el salto a la transformación eficiente que tanto necesitan, a diferenciarse de sus competidores y, en definitiva, a seguir adelante, preparadas para un mañana que ya está aquí.