La automatización se define como cualquier método que elimina o reduce el trabajo manual. El concepto es bien conocido en la industria donde, desde hace muchos años y de forma progresiva, se han ido utilizando máquinas o sistemas industriales para liberar a los trabajadores de tareas repetitivas generando mayor productividad y ahorro de costes.

Desde la primera Revolución Industrial, a finales del siglo XVIII, hasta la tercera revolución, motivada por la consolidación de las TIC e Internet, cada transformación económica y tecnológica se ha caracterizado por impactar de forma significativa en los procesos empresariales y en los puestos de trabajo existentes.

automatización_en_puesto_de_trabajo

En la actualidad estamos a las puertas de la cuarta Revolución Industrial en la que la automatización, la inteligencia artificial y la robótica son parte de una nueva ola o casi que podría llamarse tsunami que acecha el mercado laboral donde la mano de obra para hacer algunas tareas podría ser sustituida por tecnología.

Los avances tecnológicos de los últimos años y en concreto la aparición de tecnologías como Robotic Process Automation (RPA) y otras herramientas basadas en Inteligencia Artificial plantean enormes oportunidades de automatizar procesos de negocio mejorando las operaciones para llevar a las empresas al siguiente nivel. A su vez, plantean desafíos para las grandes empresas que van a ver como trabajadores que toda la vida han hecho lo mismo ya no son necesarios y sin embargo, son necesarios nuevos perfiles profesionales con otras habilidades.

Según las conclusiones del informe “The Future of Jobs Report 2018” elaborado por el World Economic Forum (WEF), que muestra las tendencias previstas para el periodo 2018-2022 en veinte economías y doce sectores industriales, se espera que para el año 2022, las máquinas (robots o algún tipo de algoritmo de inteligencia artificial) realicen el 62 % de las tareas de búsqueda, transmisión de información y procesamiento de datos de una organización.

La participación de las máquinas en la ejecución de tareas de trabajo será particularmente relevante en aquellas tareas administrativas, de toma de decisiones y de búsqueda de información.

Incluso las tareas laborales generalmente realizadas por humanos —comunicación, coordinación, gestión y asesoramiento— comenzarán a ser asumidas por las máquinas, aunque en menor medida.

Lo que está fuera de toda duda para los expertos es que la cuarta Revolución Industrial es ya irreversible y con pocos visos de ser una moda pasajera. La adopción de la automatización parece imparable y es un factor clave para la competitividad de cualquier empresa.

Este escenario de un futuro automatizado está introduciendo una velocidad de cambio e incertidumbre radical para el que las empresas, economías y gobiernos no están preparados. Las empresas se encuentran en una posición difícil: actuar demasiado lento y arriesgarse a quedarse atrás o actuar demasiado rápido y generar más incertidumbre y confusión en sus empleados.

¿Cómo prepararnos para la era de la automatización?

Es de responsabilidad para cualquier empresa y especialmente para los departamentos de personas y talento, el ir preparando el terreno y hacer un análisis de la situación actual en base a las tareas que podrían automatizarse, las capacidades actuales, la adopción de tecnología y la adaptabilidad de la plantilla para poder tomar decisiones y poner en marcha planes de acción a medio/largo plazo.

A pesar de que la incertidumbre a perder determinados puestos de trabajo puede ser una realidad, la automatización generará nuevos puestos y roles por lo que se espera que el empleo no se destruya si no que se transforme.

Por ello, es importante definir un plan de comunicación para transmitir a la organización de forma sincera y transparente el cambio y estudiar con tiempo iniciativas de reciclaje laboral para formar y entrenar a los trabajadores en nuevas habilidades que les permita afrontar el impacto de la automatización en sus puestos de trabajo.

Recientemente en PFS Tech, como boutique tecnológica especializada en automatización inteligente de procesos con RPA e inteligencia artificial, hemos llevado a cabo un interesante proyecto de consultoría estratégica para el departamento de personas y talento de una multinacional.

El proyecto ha consistido en analizar el impacto de varias tecnologías de automatización en las tareas de determinados puestos de trabajo trabajando un escenario más conservador y uno más disruptivo.

Los resultados han sido sorprendentes ya que se ha pronosticado un enorme impacto de la automatización para varios puestos de trabajo donde las tareas son de índole administrativa, repetitivas y están basadas en reglas.

La ola de la automatización ya está aquí y podemos prepararnos para “surfearla” y aprovechar toda su potencia para ser más competitivos o dejar que nos pase por encima con las consecuencias que conlleva. La decisión es de cada empresa.

 

Un comentario de “El impacto de la automatización en el puesto de trabajo y cómo podemos prepararnos

  1. Pingback: El valor de la automatización robótica de procesos para las empresas | PFS Tech

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *